martes, 1 de mayo de 2012

Versus (2): Alguna vez fuimos buenos

Como ya dije en una conferencia o en una entrevista, ya no recuerdo bien, para mí es un autor artificialmente polvoriento, ficticiamente oxidado, aburrido hasta la madre y con un discurso engañapendejos.

Me decepciona que sus fans, ojo “fans”, lo comparen una y otra vez con Bukowski lo cual es falso y no revela mucho conocimiento, sino esa rimbombante idiotez que sólo se logra en los pupitres de las facultades de Letras. Pero qué quiere que le diga, si usted ya lo sabe:


¡Cuántos crímenes se han cometido en nombre de Charles Bukowski!



Enrique López T.